Quiénes Somos

Quiénes Somos

Casona Cañaveral se forma en 2004 como un exclusivo centro de eventos en El Arrayán, Lo Barnechea. Enlaza naturaleza, arte y arquitectura, en una casona histórica para entregar una experiencia inolvidable.

 

En Casona Cañaveral contamos con diversos salones, terrazas y jardines. También contamos con el equipamiento e infraestructura necesarios para realizar matrimonios, fiestas privadas y eventos de empresa. Todo esto en un ambiente único en Santiago desde el punto de vista natural, artístico y arquitectónico. 

NUESTROS SALONES

Salón Cordillera

El salón Cordillera era el living de la casona. Su dueña era Miria Contreras Bell – “la Payita” – compró la propiedad a su hermana Lina en 1970. Este salón destaca por la gran altura, las imponentes chimeneas, el uso de distintas maderas nativas, la piedra laja y cielos decorados con cañaverales. En la parte superior tiene un puente al que se accede a través de una escalera volada y que se ve increíble en los cócteles o fiestas. A todo esto, se le suma la gran colección privada de arte y artesanía de Casona Cañaveral.

La sala de los Novios

Miria tenía 3 hijos y vivía con los dos menores. El del medio, Enriquito, como le decían cariñosamente, ya era estudiante universitario y tenía el privilegio de usar esta habitación ligeramente separada del resto de la casona. Enrique era un hombre que emanaba luz, cariño, chispa, relajo, carisma y, por sobre todo, amor. Creemos que parte de él sigue en ese espacio que con gran afecto hemos convertido en la sala de los novios.

Cinema

El cinema fue una de las remodelaciones que hizo Miria cuando compró El Cañaveral. Inicialmente ahí estaba el garaje. Pero ella decidió construir en ese lugar un espacioso salón. Además, instaló un proyector de 8 mm para ver películas (especialmente de cowboys). Inevitablemente, el espacio quedó bautizado por el pasapelículas y no por ser un salón de reunión social. 

Terraza Madera

La terraza frente al río está cubierta por un altísimo techo, todo construido en maderas nativas. En uno de sus pilares sube imponente una bellísima flor de la pluma. En invierno muestra desnuda los varios troncos en que se fue subdividiendo. Pero en primavera emana con todo su esplendor compactos grupos de flores que parecen plumas de color lila.

Hay una foto famosa donde en la esquina de esa terraza aparece el Dr. Salvador Allende mirado por el gatillo para disparar hacia los almendros del otro lado del río. Entre medio está la flor de la pluma, vanidosa, expectante y preparándose para mostrarle todo su esplendor al presidente.

Salón Jardín Cordillera

El jardín privado de El Cañaveral estaba conformado por varios espejos de agua (algunos que aún se conservan hasta el día de hoy), un frondoso bosque de añosos eucaliptus y un festival de variadas especies de árboles, arbustos y flores. Actualmente, el salón Jardín Cordillera es un gran espacio construido (600 m2), emplazado sobre lo que alguna vez fue un hermoso patio con una piscina de piedra laja.
El salón Jardín Cordillera está rodeado por jardines que fueron minuciosamente restaurados durante las últimas décadas. Entre las especies replantadas destacan los rododendros y camelias, quillayes, pimientos, canelos, boldos. Este espacioso salón se conecta al salón Cordillera a través de enormes ventanales y, de esta forma, con el resto de la casona.

Fuente

En un comienzo la fuente de agua estaba instalada sobre una plataforma de adoquines, donde actualmente está la Terraza Río Mapocho Arriba.

Pero fue trasladada por los moradores que llegaron tras 1973 y la ubicaron en el actual patio. Quién sabe cuándo se prohibió su funcionamiento y se vertió cemento en los ductos por donde debía correr el agua. Hace pocos años atrás se restauró y la tarea fue titánica; actualmente nuestra fuente fluye en todo su esplendor.

Puente

El puente original era de madera y conectaba la casona con el resto de la propiedad. Pero en 1982 fue arrastrado río abajo por el desborde del Mapocho.  En su reemplazo, se construyó esta estructura metálica, que ha llegado a convertirse en un símbolo de Casona Cañaveral.

Terraza Rio Mapocho

Esta terraza está emplazada en la ribera del rio Mapocho y solía ser parte del jardín privado de El Cañaveral.

Actualmente es una larga explanada con capacidad para 400 personas.